Liposucción cervical

Procedimiento con el cual se extrae la grasa acumulada en la región submentoniana y cervical, conocida coloquialmente como “papada”. Con esta cirugía se busca mejorar la definición y el contorno facial. Uno de los signos más importantes de belleza facial es tener un ángulo cervicofacial y la línea mandibular bien definida. Al tener grasa acumulada en estas zonas se altera la estética facial.

¿En qué consiste el tratamiento?

La papada no siempre se debe a factores dietéticos, sino que también puede existir por factores hereditarios y la edad.

La Liposucción cervical  si es realizada sin otros procedimientos simultáneos, puede ser realizada con anestesia local y ambulatoria, siendo muy bien tolerada por los pacientes.

Esta es una cirugía relativamente simple y con resultados estéticos excelentes. Se realizan tres incisiones mínimas (de 2 milímetros) que son generalmente imperceptibles de manera posterior. A través de éstas se realiza la extracción de las grasas acumuladas con microcánulas especiales para esta labor.

Recuperación

Generalmente la evolución es muy rápida y bien tolerada. El dolor y la equimosis (moretones) son  infrecuentes. Se debe utilizar un vendaje los primeros tres días completos, para posteriormente utilizarlo algunas horas y durante la noche. Puede reintegrase a sus actividades habituales después del tercer día. Puede además asociarse a un tratamiento kinésico posterior para acelerar el proceso de recuperación.